Portada Quiénes somos Afíliate Contacto

Sindicato Alta

Portada

Qué es ALTA

SECCIONES

DOCUMENTOS

Convenios Banca

Documentos subidos

Afíliate

Contacto

 
 

El BCE apuesta por una criba de los bancos más débiles debido a la pandemia

elconfidencial.com recopilado por Sindicato Alta - 19/04/2020

 

Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), del BCE. (EFE)

"La crisis podría acelerar el ajuste de aquellos bancos que están resistiendo en los márgenes del sistema", asegura el responsable de supervisión del BCE a El Confidencial.

El Banco Central Europeo (BCE) cree que la eurozona necesitará de fusiones bancarias a corto y medio plazo para absorber aquellas entidades débiles que de otra forma no sobrevivirían a la crisis económica desatada por la pandemia del coronavirus. Así lo asegura el máximo responsable de supervisión bancaria en Europa, Andrea Enria, en su primera entrevista con un medio escrito español, cuyo contenido íntegro se podrá leer esta noche en ECPrevium, el servicio para empresas de El Confidencial, y mañana en abierto para todos los lectores.

El supervisor italiano, último encargado de decidir cuándo un banco de la eurozona es insolvente, advierte de que algunas entidades que salieron tocadas de la última crisis financiera han visto cómo los bajos tipos de interés se han añadido a su lista de problemas estructurales. Ahora, la crisis del Covid-19 podría darles el golpe de gracia y acelerar una consolidación del sector que lleva años anticipándose pero no acaba de ocurrir.

"La crisis podría acelerar el ajuste de aquellos bancos que están resistiendo en los márgenes del sistema", advierte Enria. "Esas entidades, las más débiles, podrían tener más presión y la consolidación podría ser parte de la solución", añade en la entrevista, la primera concedida a un medio nativo digital europeo por el actual presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) y también por su predecesora, Danièle Nouy.

Esta nueva ronda de fusiones es desde hace tiempo un anhelo del BCE y del Banco de España, que en el caso del sector financiero español se ha frenado desde la integración de Bankia y BMN que se acordó en 2017. Por ello, Enria va más allá: "La banca europea ya tenía, y sigue teniendo, necesidad de consolidación". "Hay todavía exceso de capacidad instalada heredada desde la anterior crisis que no ha sido completamente eliminada, algo que presiona la rentabilidad y la eficiencia de los bancos, por lo que la consolidación podría ser parte de la solución", añade.

El presidente del supervisor analiza qué tipo de bancos podrían verse más expuestos a una nueva oleada de fusiones en Europa: "Aquellos que no tenían un modelo de negocio viable en el medio plazo, pero que eran capaces de mantenerse a flote gracias a los bajos tipos de interés y la disponibilidad de fuentes baratas de financiación".

 

En las quinielas

En España, hay doce grandes entidades bajo la supervisión de Enria: Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell, Bankinter, Kutxabank, Abanca, Unicaja, Ibercaja, Liberbank y Cajamar. De estas, varias han negociado una fusión en los dos últimos años: Bankia y Sabadell lo intentaron en 2018; Liberbank y Unicaja el año pasado; Abanca hizo una oferta por Liberbank; e Ibercaja ha estado en las quinielas ante la necesidad que tenía de salir a bolsa este año, hasta que el Gobierno decidió ampliar el plazo hasta 2022 por el coronavirus.

La advertencia de Enria es clave para todas las entidades, porque refleja que no va a ceder en objetivo de que entidades poco rentables se unan para generar sinergias y mejorar las cuentas. Hasta ahora ha fracasado en su intento porque la bonanza económica daba margen de maniobra a los equipos directivos y los consejos de los bancos un poco más justos. Pero deja claro el escenario que afrontan las entidades que se vean presionadas por la crisis en marcha.

Aunque aplaude los esfuerzos hechos en liberar activos tóxicos de su balance en los últimos años, el presidente del MUS apunta en la entrevista que la rentabilidad es el principal reto con el que llegan los bancos españoles a esta recesión. Así, solo 2 entidades de las 12 superó el coste de capital previo a la crisis (8%-10%) en 2019: Bankinter, con un ROE (rentabilidad sobre fondos propios) del 13%, y Abanca, del 10%. Hay dos grupos por debajo: los que se quedaron entre el 4% y el 7% —BBVA, Santander, CaixaBank, Sabadell, Bankia y Unicaja—, y los que están por debajo del 4% —Liberbank, Ibercaja y Cajamar—.

Junto a las posibles fusiones, Enria también opina sobre otra iniciativa española: la ''acción de oro'' que el Gobierno de Pedro Sánchez ha reflotado para impedir que los inversores aprovechen las bajas cotizaciones para tomar el control de empresas estratégicas. Sin criticar directamente al Ejecutivo español ni a otros europeos que han tomado esta medida —"de alguna manera es comprensible, ya que hay valoraciones de mercado por los suelos"—, el presidente del MUS se desmarca de la idoneidad técnica de este tipo de iniciativas y defiende que apoyará la entrada de inversores en el capital de los bancos:

"Si algún inversor, público o privado, quisiera inyectar capital en el sector financiero con un buen plan de negocio, nosotros evaluaríamos la propuesta estrictamente desde un punto de vista técnico. Debemos ser neutrales, evaluar la situación basándonos en criterios técnicos y estar abiertos a inversiones en el sector bancario en este momento. Entiendo que haya preocupaciones, pero deberíamos estar abiertos a inversores de renta variable que quieran invertir en bancos", expone.

 

Los avales, en el foco

El máximo responsable de la supervisión también aborda otras iniciativas del Gobierno frente al coronavirus, como las líneas de avales públicos del Instituto de Crédito Oficial (ICO), para que las entidades mantengan abierto el grifo del crédito a las empresas, y la moratoria hipotecaria, para ayudar a las familias vulnerables. Enria apoya estas medidas y las considera clave en un momento como el actual, pero advierte a las entidades que el BCE y los supervisores nacionales van a seguir de cerca cómo las ponen en marcha.

"Como supervisor, el BCE está en una situación peculiar, ya que, a diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos o Reino Unido, nosotros tenemos que lidiar con 19 jurisdicciones diferentes y 19 programas de avales y moratorias distintos, por eso es muy difícil para nosotros controlar en detalle cada caso y esto se abordará más desde una perspectiva nacional. Pero por supuesto que vamos a controlar la manera en que cada banco usa estos avales, el número de préstamos que garantizan y el impacto que tiene en su balance", apunta.

El supervisor italiano lanza en la entrevista otro mensaje importante para los bancos españoles: la diversificación geográfica de los grandes bancos —Santander, BBVA y, en menor medida, Sabadell y CaixaBank— no va a funcionar tan bien en esta crisis: "Nueve de cada diez países anticipan una recesión en 2020, así que, probablemente, estos beneficios de la diversificación no sean tan útiles en esta crisis como lo han sido en el pasado".

  Ir a la web Ver artículo original

Volver a la sección

 
     
 
 
 

Últimas noticias

 
   

 

 

 
 

Protección de datos | Aviso Legal | Política de Cookies | Contacto| Establece Sindicato ALTA como tu página de inicio | Añade Sindicato ALTA a tu favoritos

Sindicato ALTA © 2020 - NS