Portada Quiénes somos Afíliate Contacto

Sindicato Alta

Portada

Qué es ALTA

SECCIONES

DOCUMENTOS

Convenios Banca

Documentos subidos

Afíliate

Contacto

 
 

Las fusiones bancarias se acelerarán por la crisis del coronavirus

expansion.com recopilado por Sindicato Alta - 02/04/2020

 

El repunte de la mora, la caída de ingresos en los próximos meses y la presión añadida que soportará la rentabilidad de la banca obligará a las entidades a unir fuerzas y reactivar la consolidación.

El mapa bancario español se prepara para un cambio por la crisis desatada por la pandemia del coronavirus. Una vez que se disipe la cuarentena volverán a ponerse sobre la mesa las fusiones entre bancos, sobre todo las que afectan a medianos y pequeños. El grado de concentración dependerá del impacto y de la duración del coronavirus.

La pandemia anticipará a medio plazo procesos de integración que se habían paralizado o que se estaban estudiando. En el sector reconocen que las entidades tendrán muy difícil generar ingresos ante el freno de la actividad económica, que anticipa una caída de la demanda del crédito, y volverán a poner el foco de las estrategias en la contención de costes. La consolidación será el antídoto para ganar en eficiencia.

"El escenario a medio plazo es un incremento de los impagos y la morosidad y una disminución de los ingresos, lo que incrementa la presión sobre las cuentas de resultados. El caso de la consolidación se refuerza al tiempo que se hacen complicadas alternativas de mercado", explica Francisco Uría, socio responsable del sector financiero de KPMG en EMA.

Fuentes del mercado descartan "operaciones oportunistas" entre bancos mientras no se disipe la incertidumbre sobre la propagación del virus, pero Fernando de la Mora, responsable de Alvarez & Marsal para España y Portugal, dice que habrá fusiones protagonizadas por entidades de mediano y pequeño tamaño. En la primera mitad del pasado año hubo negociaciones avanzadas entre Liberbank y Unicaja, que fracasaron por el desacuerdo en las cuotas de poder. También ha habido conversaciones en el pasado entre Bankia y Sabadell, aunque la operación implica dificultades por el carácter público de la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri. Otros banqueros atribuyen la falta de operaciones en el mercado a las trabas existentes en la regulación bancaria.

Pero el freno de la actividad económica que se dejará sentir sobre todo en hipotecas y en crédito al consumo, dos de los segmentos en los que los bancos se han volcado estos años para combatir los bajos tipos de interés, provocará la necesidad de modificar el actual mapa bancario. En hipotecas, que en 2019 fue de transición por los cambios introducidos por la nueva ley hipotecaria, el negocio ha crecido a doble dígito entre 2015 y 2018.

"Habrá impactos severos en la nueva originación de créditos", afirma De la Mora. A lo que hay que sumar el repunte previsto de la morosidad por el freno de la actividad económica. Esto añadirá presión, aunque Alberto Calles, socio responsable de la Unidad de Regulación Financiera y Riesgos de PwC, descarta procesos en el corto plazo: "No se prevé que se vayan a movilizar equipos en estos momentos".

Algunas entidades con problemas estructurales de negocio intentarán aprovechar la incertidumbre de este momento para ganar tiempo, lo que supondrá una resistencia a las integraciones inmediatas.

En los próximos meses, apoyados en las medidas del Gobierno y el BCE, las entidades se centrarán en la financiación a las pymes más afectadas por el coronavirus, cuyo riesgo de crédito estará cubierto en su mayoría por las líneas de avales públicos. También se abre una oportunidad de negocio en la financiación a las Administraciones Públicas, que se afanan en aprobar medidas excepcionales para compensar la pérdida de actividad.

 

Presupuestos

Los equipos de los bancos trabajan a marchas forzadas para adaptar los presupuestos del año a los efectos económicos causados por la pandemia. Pero la incertidumbre en las entidades es enorme, porque el impacto sobre las cuentas de resultados dependerá de la duración del confinamiento.

Distintos cálculos de los bancos de inversión apuntan a una caída media del 50% de beneficio para este año. Algunas entidades incluso podrían presentar pérdidas.

Las previsiones llegan a apuntar que en algunos casos los ROE pueden caer hasta situarse apenas en torno al 3%, muy por debajo del coste de capital, que ronda de media el 7%. Entonces será el momento de las sinergias.

  Ir a la web Ver artículo original

Volver a la sección

 
     
 
 
 

Últimas noticias

 
   

 

 

 
 

Protección de datos | Aviso Legal | Política de Cookies | Contacto| Establece Sindicato ALTA como tu página de inicio | Añade Sindicato ALTA a tu favoritos

Sindicato ALTA © 2020 - NS