Portada Quiénes somos Afíliate Contacto

Sindicato Alta

Portada

Qué es ALTA

SECCIONES

DOCUMENTOS

Convenios Banca

Documentos subidos

Afíliate

Contacto

 
 

Banc Sabadell, el banco del textil que nunca llegó a ser lo bastante grande

lavanguardia.com recopilado por Sindicato Alta - 17/11/2020

 

Josep Oliu, presidente de Banc Sabadell (Llibert Teixidó)

La entidad vallesana, fundada en 1881, apostó por el tamaño y le ha podido la rentabilidad.

En 1881, 127 empresarios textiles fundaron Banco de Sabadell en la capital vallesana con un capital de 10 millones de pesetas y un papel muy activo en sus inicios en el comercio de lanas y carbón. Durante décadas, la entidad fue eminentemente local, con un negocio de banca tradicional muy basado en el acompañamiento a las empresas, con empresarios de verdad sentados en el consejo de administración y haciendo su signo de identidad el apoyo a la industria y el comercio.

En los últimos 25 años, todo cambió. La época de dominio de los siete grandes que se abrió tras la purga bancaria posterior a la transición –el panorama financiero era cosa del Banesto, el Central, el Hispano, el Popular, el Vizcaya, el Bilbao y el Santander, siempre con el artículo delante– dio paso a un gran proceso de concentración en el sector.

La competencia apretaba al Sabadell en esos años en los que el país crecía con fuerza con la gasolina de los fondos de cohesión por su incorporación a la Comunidad Económica Europea (CEE), las cajas de ahorros abrían sucursales todos los días fuera de sus comunidades de origen y quedarse quieto equivalía, antes o después, a una muerte segura.

De la mano de su actual presidente, Josep Oliu, que había sustituido a Joan Oliu, su padre, en la dirección general, el banco vivió una transformación descomunal. El primer movimiento atrevido se dio en 1996, con la compra del negocio del británico Natwest en España. La adquisición, para un banco eminentemente catalán que ni siquiera cotizaba en bolsa, fue osada, pero salió muy bien, lo que abonó el terreno para repetir la estrategia muchas veces en el futuro y ganarse un merecido prestigio de buen comprador e integrador.

Pero en el edificio de la plaza Catalunya de Sabadell, Joan Corominas, su presidente, ya se aprestaba para tomar decisiones históricas que marcarían el futuro del banco. En 1999, dejó la presidencia a Oliu y solo dos años después, en el 2001, la entidad dejó atrás los blindajes accionariales –la transmisión de acciones estaba muy limitada hasta entonces– y salió a bolsa después de dar entrada en el capital a La Caixa, con el 15%, para protegerla de posibles opas hostiles.

Desde entonces, Banc Sabadell realizó notables esfuerzos por comer en la mesa de los grandes. Y durante años, se puede decir que lo consiguió. Mientras duró la burbuja inmobiliaria y financiera de la década de los 2000, Banc Sabadell fue un activísimo comprador. En el 2003, engulló al Atlántico, un histórico, a cambio de 1.500 millones de euros en una operación en la que aumentó un tercio su tamaño. Luego vendría, en el 2006, la compra del Urquijo (por 72 veces su beneficio), para fortalecer su oferta en banca de particulares, y su primer intento de diversificación internacional, con el Transatlantic Bank de Miami, en el 2007. Entre medio, La Caixa abandonó el accionariado y el banco incorporó a un núcleo duro de accionistas con empresarios como José Manuel Lara (Planeta), Isak Andic (Mango), Héctor Colonques (Porcelanosa), Joaquín Folch-Rusiñol (Titán), Miguel Bosser (Textil M. Bosser) o Enrique Bañuelos (Astroc), que resultó totalmente ruinosa para sus intereses.

Y es que la crisis estaba a punto de estallar y el Sabadell, como el conjunto del sector, pagaría muy caros sus excesos de los años precedentes, en especial en el sector inmobiliario, con una constante e implacable destrucción de valor para los accionistas. Los saneamientos durarían más de una década. El banco tiró primero de reservas y luego, de sucesivas ampliaciones de capital que cubrió sin problemas y que le permitieron posicionarse para ser protagonista en el nuevo proceso de concentración de esos años, en el que los actores del sistema financiero se redujeron a la mitad.

En el 2011, a Oliu se le escapó el Banco Pastor, que acabó engullido por el Popular, pero a la siguiente intentona hizo diana y ganó la subasta de la maltrecha Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) imponiéndose al BBVA, que se retiró en el último momento. Pagó un solo euro y se blindó con el esquema de protección de activos de 24.000 millones que le proporcionó el Banco de España.

Las adquisiciones no se detuvieron. Con la crisis ya encarando la teórica salida, el Sabadell compró el Banco Gallego y el negocio de Lloyds en España antes de realizar el último intento por cambiar de paradigma. Tras década y media creciendo con fuerza en España, llegó la compra del británico TSB a Lloyds, que implicaba una gran diversificación geográfica. Pero el problema no estaba en el tamaño, sino en la cuenta de resultados. Con los tipos de interés negativos y una competencia feroz en un mercado en continuo desapalancamiento, la banca mediana ha naufragado. El Sabadell negoció con el Popular antes de su deriva final. Y, más recientemente, se interesó por Bankia. No ha podido ser. Los inversores dictaron sentencia hace tiempo. Las acciones del banco han caído un 93% desde los máximos del 2007. Ahora, al borde de los 140 años, está a punto de integrarse en el BBVA.

  Ir a la web Ver artículo original

Volver a la sección

 
     
 
 
 

Últimas noticias

 
   
 

Destacado

 
 

 
 

Lotería Nacional. Sorteos Extraordinarios de Navidad y del Niño 2020-2021
Si deseas participar en el Sorteo Extraordinario de Navidad y/o del Niño de la Lotería Nacional, que se celebrarán los próximos 22 de diciembre de 2020 y 6 de enero de 2021, este Sindicato te ofrece participaciones de 10 € en cada uno de los siguientes números: Sorteo de Navidad 2020: Nº 10324  Sorteo del Niño 2021: Nº 52796 Se juegan 8 € por cada participación de 10€

 

 

 

 
 

Protección de datos | Aviso Legal | Política de Cookies | Contacto| Establece Sindicato ALTA como tu página de inicio | Añade Sindicato ALTA a tu favoritos

Sindicato ALTA © 2020 - NS