Portada Quiénes somos Afíliate Contacto

Sindicato Alta

Portada

Qué es ALTA

SECCIONES

DOCUMENTOS

Convenios Banca

Documentos subidos

Afíliate

Contacto

 
 

¿Puede la banca online poner fin a la exclusión financiera?

Publicado por El Confidencial y recopilado por Sindicato Alta - 24/06/2024  Última hora

 

La exclusión financiera es la dificultad de acceder de ciertos grupos de población a los servicios básicos. (iStock)

La exclusión financiera es un problema que debe combatirse, ya que dificulta la vida diaria de las personas que la sufren y limita las oportunidades de

La exclusión financiera es un problema que debe combatirse, ya que dificulta la vida diaria de las personas que la sufren y limita las oportunidades de progreso económico de las zonas que la padecen. Se explica por la falta de conocimientos digitales que impiden hacer uso de los servicios financieros online, por otras diversas razones de tipo económico o social que impiden hacer uso de los servicios financieros online, y por cuestiones geográficas (es decir, residir en zonas donde no hay acceso a servicios financieros),

 

La exclusión financiera se define como la dificultad de acceso de ciertos grupos de población a los servicios financieros básicos, ya sea el acceso a cuentas bancarias o servicios de ahorro, el acceso al efectivo u otros productos financieros. En 2008, el número de oficinas bancarias para atender estos servicios alcanzó el máximo con 45.707. Pero desde entonces, su eliminación ha sido continua hasta situarse en diciembre de 2023 en 17.603 oficinas, lo que supone una reducción de 61,5%.

 

Si comparamos esta evolución con la seguida por la población en España, se aprecian enormes diferencias, es decir, hay muchas menos oficinas que en 2008 para atender a más personas. La reducción del número de oficinas no se explica por la caída en el número de personas que viven en España, pues la población residente ha aumentado desde el 2008 en un 5%. Como consecuencia de todo este proceso, cada oficina bancaria española ha pasado de atender de media a 998 personas en 2008, a una ratio de 2.657 habitantes por oficina en 2023.

El número de municipios sin oficina ha pasado de 3.617 en 2008 a 4.533 en 2022, esto es, más de la mitad de los municipios españoles (55%) no tenían oficina, lo que afectaba al 3,5% de población. Por ello, la distancia media desde los municipios sin oficina hasta el municipio más cercano con oficina bancaria ha aumentado desde los 6,3 km en 2008 a los 7,4 km en 2021, según estima el Banco de España. La eliminación de oficinas afecta a toda la población, tenga o no alguna oficina en su municipio, pues en España, la distancia media hasta la oficina más cercana ha pasado de 2,8 km en 2008 a 4,1 km en 2021.

 

No obstante, el acceso a los servicios financieros no solo se realiza a través de la presencia de oficinas bancarias. En este sentido, dentro del Observatorio de Inclusión Financiera (creado por la AEB, CECA y UNACC), el IVIE elabora un informe anual en el que se analiza al completo la accesibilidad presencial a los servicios bancarios en España, ya sea en forma de oficinas (incluyendo las oficinas móviles), cajeros (en oficinas y cajeros desplazados), agentes financieros, acceso a servicios bancarios en oficinas de Correos o la posibilidad de disponer de efectivo a través del cash back en comercios o en cajeros gestionados por otras entidades no bancarias. Si tenemos en cuenta todos estos tipos de acceso a los servicios financieros, el número de puntos aumenta de forma considerable hasta alcanzar los 77.571 puntos de acceso en diciembre de 2022.

 

Con todas estas opciones de acceso, la exclusión financiera se reduce. Así, el porcentaje de población que reside en municipios sin oficinas bancarias se situaba en diciembre de 2022 en el 3,5%, mientras que el porcentaje de población sin ninguna opción de acceso presencial a los servicios financieros (ni oficina, ni cajero, ni agente financiero, ni oficina móvil, ni oficina de Correos, ni un comercio que ofrezca el servicio cash back, ni un cajero gestionado por otras entidades) cae hasta el 1%. Aunque el problema no desaparece, se reduce con intensidad.

¿Es la solución?

En cualquier caso, la falta de acceso a servicios presenciales financieros no se transforma necesariamente en exclusión financiera, pues hay otras vías de acceso a los servicios bancarios distintas a la accesibilidad presencial, como la accesibilidad a través de la banca online. El uso de internet para resolver las gestiones bancarias se ha convertido en un recurso al que acuden cada vez más personas. Sin embargo, ¿es la solución definitiva a los problemas de exclusión financiera que sufre España?

 

En la actualidad existe un elevado y creciente porcentaje de la población que utiliza la banca online. En 2023, el 71,5% de la población española de 16 a 74 años ha accedido a los servicios financieros a través de la banca online, 7,6 puntos porcentuales (pp) por encima de la media de UE-27, casi 20 pp por encima de Italia, aunque muy por debajo de Finlandia donde el 95% de la población ha utilizado la banca online. Ese porcentaje se ha multiplicado en España por 2,3 desde 2012. El mayor uso de la banca online se ha intensificado desde el inicio de la pandemia, con un aumento desde 2020 de 9 pp en España, que supera los 6,2 pp de aumento en la UE-27.

El uso de la banca online en las familias españolas se puede analizar desde diferentes perspectivas. Según un informe del Banco de España, desde 2002 hasta 2020 el uso de la banca online ha crecido mucho en España, aunque de forma diversa. Creció más en hogares con mayor formación (el 90,7% de los hogares con título universitario utilizaban la banca online); con mayor renta (más del 90 % de los hogares en el cuartil superior de la distribución de la renta utilizaban la banca online); y más jóvenes (el 80% de los hogares cuyo cabeza de familia nació después de 1974 utilizaron la banca online).

 

Por tanto, parece claro que la exclusión financiera se circunscribe a determinados grupos de población, aquellos sin acceso presencial a los servicios financieros (en ninguna de sus opciones), sin acceso a internet (por ejemplo, porque residen en zonas sin este servicio), o sin los conocimientos digitales que permita un uso básico de la banca online.

 

El avance de la banca online puede ir corrigiendo parte del problema, pero serán necesarias medidas que se implementen desde la Administración o las entidades bancarias para paliar en lo posible la exclusión financiera y garantizar la igualdad de oportunidades del conjunto de la población. Ya son muchas las medidas adoptadas al respecto, como el plan Aula financiera y digital del sector bancario. Es necesario seguir con estos esfuerzos para evitar que haya personas que se queden financieramente excluidas, ya que es una situación que provoca desigualdad y pobreza.

  Ir a la web 

Volver a la sección

 
     
 
 
 

Últimas noticias

 
   

 

 

 
 

Protección de datos | Aviso Legal | Política de Cookies | Contacto| Establece Sindicato ALTA como tu página de inicio | Añade Sindicato ALTA a tu favoritos

Sindicato ALTA © 2024 - NS